lunes, 29 de marzo de 2010

San Juan Bosco visita El Callao

Hacia las 9:30 am. hacía su ingreso por la avenida Saenz Peña la urna de San Juan Bosco (que recorre el mundo con motivo de los 150 años de fundación de la congregación salesiana). Ante la plaza Casanave –mejor conocida como “el Óvalo”- se había levantado un estrado para la ceremonia. Se contó con la presencia de las principales autoridades políticas y eclesiásticas de la Provincia, así como del gran número de delegaciones, alumnos y fieles de la Provincia Constitucional del Callao.


La banda de la institución educativa “Don Bosco” entonó los diversos himnos y cantos, siendo el primero de ellos el Himno Nacional. A continuación monseñor Juan de Dios, Vicario General de la diócesis, dio el saludo y bienvenida a nombre del Obispo del Callao, Miguel irízar, cp.


El padre salesiano Lombardi tomó la palabra y expresó, entre otras cosas, que Don Bosco no es patrimonio solo de los salesianos o de la Iglesia, sino de toda la humanidad.
El Alcalde del Callao, representado por su señor padre, Félix Moreno, otorgó a la reliquia de San Juan Bosco la Medalla de Gran Cruz del Puerto, la máxima distinción que otorga la Provincia Constitucional del Callao. Esta distinción fue recibida por el padre salesiano Lombardi.


Seguidamente, el responsable del itinerario de la reliquia de San Juan Bosco al Perú  confesó que él, como chalaco, tenía que traer necesariamente la reliquia de Don Bosco a su tierra, El Callao. Comentó que las limosnas que se recogen durante todo el itinerario en el Perú serán destinadas a la congregación salesiana en Haití, la cual perdió en el terremoto un colegio con 800 alumnos, y ha recibido de parte del gobierno la responsabilidad de alimentar a 1500 personas. Asimismo contó que la Santa Sede ha otorgado indulgencia plenaria a quienes participen de los eventos litúrgicos durante el itinerario de la reliquia del santo, e invitó al sacramento de la confesión, en especial durante esta Semana Santa.


Concluida la ceremonia, la urna continuó el viaje hacia la I.E. María Auxiliadora.


Participar de este evento ha sido muy significativo, estar tan cerca de la reliquia y pidiendo la intercesión del santo por las intenciones personales. El lema sacerdotal de Don Bosco se repite en la urna: Da mihi animas, caetera tolle (dame almas, toma lo demás), para reflexionar mucho.


San Juan Bosco, ruega por nosotros.
Más información en el sitio web del recorrido de la urna en el Perú.
 


No hay comentarios. :

Publicar un comentario