martes, 16 de junio de 2009

Rofe, sobre la composición del Deuteronomio

Traducido de Rofe on the Composition of Deuteronomy.
¿Sobre la base de qué pruebas concluyó W.M.L de Wette que el Deuteronomio fue compuesto en el siglo séptimo? Una respuesta es que de Wette no estaba basando su conclusión en pruebas y pensamiento racional; sino que fue impulsado por nociones románticas de autoría y tendencias antijudías para llegar a sus conclusiones inválidas. (Ver entradas y comentarios aquí y aquí para el panorama.) Esa sería la respuesta incorrecta según el erudito israelí Alexander Rofe.

La ley de la unificación del culto, que aparece repetidas veces en D entre 11,31
y 31,13, llegó a ser una herramienta para datar D y, por extensión, para datar
toda la literatura del pentateuco. La datación, siguiendo las líneas propuestas
por De Wette (1805), se basa en el siguiente silogismo histórico: (1) de todos
los libros del Pentateuco, sólo D manda la unificación del culto; (2) la
unificación del culto se realizó sólo dos veces, la primera vez no sobre la base
de una ley escrita, en los días de Ezequías, rey de Judá (727-698), y la segunda
vez sobre la base de un libro de la Torá que fue descubierto en el templo, en el
año dieciocho de Josías, rey de Judá, es decir 622; (3) se sigue que el libro que
fue descubierto era el documento D (o parte de ese documento), y que fue escrito
en el siglo séptimo, entre las actividades de unificación de culto de Ezequías y
las de Josías. De aquí en adelante la literatura del pentateuco puede ser datada
basada en su relación con D. Los documentos que desconocen la unificación del
culto deben ser anteriores al siglo VII, y los documentos que asumen que la
unificación del culto debe ser datados después del siglo VII, a partir del
tiempo del exilio o el retorno[.] (p. 4)


Referencia: Alexander Rofe, Deuteronomio: Cuestiones e interpretación, Londres: T & T Clark, Ltd., 2002.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario