miércoles, 3 de junio de 2009

Preocuparse por el futuro

Traducido de Worring about the future.
Si los enfoques de futuro abierto son verdaderos, pienso que es desconcertante que tengamos tantas actitudes proposicionales sobre futuras proposiciones que estamos en una posición para saber con certeza que no son verdaderas. Pretendemos, tememos o esperamos (¡o las tres a la vez!) que algo pasará, aunque las proposiciones que son los objetos de nuestras intenciones, miedos o esperanzas sean típicamente las que, según los enfoques de futuro abierto, o bien carecen de valor de verdad o son falsas, y a veces hasta necesariamente falsas (así, en el enfoque de Rhoda et al., las proposiciones que dicen que alguien hará libremente algo son necesariamente falsas). De hecho, la mayor parte de nuestra vida se pasa tratando con éstas proposiciones supuestamente no verdaderas. Estas actitudes proposicionales son a veces inadecuadas, pero a veces completamente apropiadas. Si uno tiene la intuición de que nuestras vidas como emotivos (emoters) y agentes deberían estar centradas en la realidad, la completa cantidad de vida apropiadamente gastada en la preocupación por el futuro estará en tensión con los enfoques de futuro abierto.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario