viernes, 2 de octubre de 2009

Embajador Díaz de EE.UU.: embajador teólogo a papa teólogo

Traducido de  U.S. ambassador Diaz:theologian envoy to theologian pope.
Escrito por Philip Pullella
.
diaz-1 Miguel Humberto Díaz podría sonar como el nombre de un embajador de España o de cualquier país de América Latina, pero en realidad pertenece al nuevo embajador estadounidense ante el Vaticano.
Y si alguna prueba más se necesita de que las cosas están cambiando en Estados Unidos de Obama, considera esto: los apellidos de los anteriores embajadores en el Vaticano fueron: Wilson, Shakespeare, Melady, Glendon, Flynn, Boggs, Nicholson, Rooney, y Glendon.
En mi cobertura del Vaticano, yo conocí bien a la mayor parte de ellos, algunos de ellos muy bien, y al menos tres — Melady, Flynn y Nicholson (dos Republicanos y un Demócrata) — llegaron a ser amigos que todavía nos mantenemos en contacto. Su bondad ayer y hoy siempre será apreciada.
De todos modos, hay un cierto zumbido en el aire en Roma sobre la llegada de Diaz, quien presentó sus cartas credenciales al Papa Benedicto el viernes. Primer Latino en conseguir el puesto, él es el americano cubano (nacido en La Habana y criadoen Miami). Aparte del último embajador, la catedrática de Harvard Mary Ann Glendon, Diaz quizás sabe más sobre el catolicismo romano y los funcionamientos de la Iglesia que cualquiera de sus predecesores.
Pero quizás lo más importante es que Díaz es un teólogo. Fue profesor de teología en el Colegio de San Benito y la Universidad de San Juan, ambas en Collegeville, Minnesota. Él también es ex presidente de la Academia de los teólogos católicos hispanos de los Estados Unidos y miembro de la junta de la Sociedad Teológica Católica de América.
El Presidente Obama, en suma, envió un embajador teológo a un Papa teólogo.


diaz-2 Como era de esperar, Díaz hizo su debut en el Vaticano con las palabras de un diplomático.
Su discurso ante el Papa trató de cuestiones de interés mutuo tales como la escasez de alimentos, una respuesta ética a la crisis económica. Elogió al Papa como cualquier nuevo embajador y se comprometió a ser un constructor de puentes entre Washington y la Santa Sede.
También, como era de esperar, el discurso del Papa a Díaz se refirió a cuestiones estimadas por el Papa, como "las cuestiones que afectan a la protección de la dignidad humana y el respeto del derecho inalienable a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, así como al derecho a la objeción de conciencia por parte de los trabajadores de la salud, y de hecho de todos los ciudadanos ". La versión completa de los comentarios del Papa a Díaz están aquí.
Pero uno, podría solo imaginar cómo ambos podrían disfrutar de una discusión teológica privada. Si alguna vez ocurre (y por mi parte, no me sorprendería si lo hizo)  probablemente nunca nos enteraremos. No se supone que los papas hagan conversaciones personales con los embajadores.
Pero entonces otra vez pocos embajadores (si hay alguno) ante el Vaticano han sido teólogos.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario