jueves, 7 de abril de 2016

Sobre el proceso electoral

A continuación presento mis reflexiones y algunas preguntas acerca del proceso electoral que vivimos en en el Perú.
.
1) Acerca de las declaraciones del arzobispo de Arequipa y de la Conferencia episcopal sobre las elecciones
1.1 La Iglesia sí puede dar su juicio sobre cuestiones políticas: Es de justicia que pueda la Iglesia en todo momento y en todas partes (…) enseñar su doctrina social (…) y dar su juicio moral, incluso sobre materias referentes al orden político, cuando lo exijan los derechos fundamentales de la persona o la salvación de las almas. (Constitución Gaudium et Spes 76). No es correcto, pues, sostener que la Iglesia no puede meterse en política. Claro que puede, pues el cristiano es también un ciudadano. Así pues, no son incorrectas las opiniones del monseñor Javier del Río el día domingo 27 de marzo. Conviene recordar que la laicidad es la autonomía de la esfera civil y política de la esfera religiosa y eclesiástica, pero no es autonomía de la esfera moral, como lo plantea el laicismo-el cual, además, descalifica políticamente a los cristianos- (cf. Congregación para la doctrina de la fe, nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política 6).

1.2 Es enseñanza del magisterio que no puede votarse a favor del aborto: un cristiano no puede jamás conformarse a una ley inmoral en sí misma; tal es el caso de la ley que admitiera en principio la licitud del aborto. Un cristiano no puede ni participar en una campaña de opinión en favor de semejante ley, ni darle su voto, ni colaborar en su aplicación. (Congregación para la doctrina de la fe, declaración sobre el aborto 22)

1.3 Pero si se aprobara legalmente el aborto, el parlamentario católico debe limitar los daños de tal ley: cuando no sea posible evitar o abrogar completamente una ley abortista, un parlamentario, cuya absoluta oposición personal al aborto sea clara y notoria a todos, puede lícitamente ofrecer su apoyo a propuestas encaminadas a limitar los daños de esa ley y disminuir así los efectos negativos en el ámbito de la cultura y de la moralidad pública. En efecto, obrando de este modo no se presta una colaboración ilícita a una ley injusta; antes bien se realiza un intento legítimo y obligado de limitar sus aspectos inicuos. (Juan Pablo II, carta encíclica Evangelium vitae 73).

1.4 Pero el asunto crucial es qué alternativa ofrecer ante el aborto: Lo que por el contrario incumbe a la ley es procurar una reforma de la sociedad, de las condiciones de vida en todos los ambientes, comenzando por los menos favorecidos, para que siempre y en todas partes sea posible una acogida digna del hombre a toda criatura humana que viene a este mundo. Ayuda a las familias y a las madres solteras, ayuda asegurada a los niños, estatuto para los hijos naturales y organización razonable de la adopción: toda una política positiva que hay que promover para que haya siempre una alternativa concretamente posible y honrosa para el aborto. (Congregación para la doctrina de la fe, declaración sobre el aborto 22)

1.5 El empeño de los católicos debe ser más notorio en cuestiones referentes a las exigencias éticas fundamentales e irrenunciables, como el aborto y eutanasia, la familia, la educación, la tutela social de los menores, las modernas formas de esclavitud (como la droga y la prostitución), la libertad religiosa, la economía al servicio de la persona y del bien común y la paz (que exige el rechazo de la violencia y el terrorismo) (cf. Congregación para la doctrina de la fe, nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política 4). Por ello, el 28 de marzo la conferencia episcopal publicó un comunicado en cuyo punto 2 se señala que la Iglesia defiende principios y valores irrenunciables como son el respeto a la dignidad de la persona, el reconocimiento de la vida como un don de Dios y el ‘cuidado de nuestra casa común’. Algunos han querido ver que este comunicado se aparta de lo dicho por el arzobispo de Arequipa pero el subrayado que señalo de las 2 citas indica claramente que no es así.

Por último, es urgente presentar la herencia espiritual, intelectual y moral del catolicismo para evitar, entre otras cosas, la diáspora cultural de los católicos (cf. Congregación para la doctrina de la fe, nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política 7).

2 Una de las características llamativas y lamentables son los insultos a mujeres dichos por… ¡mujeres!
La candidata Verónika Mendoza fue insultada como bruta más babosa por la actriz Karina Calmet el 15 de marzo (con este calificativo queda evidente que se identifica con el personaje de ficción a quien representa, Isabela Maldini, la pinky). Además, fue considerada como miserable por la periodista Lorena Alvarez el domingo 3 de abril.
Está muy bien que se defienda a Verónika Mendoza. Pero ¿y cuando se insulta a Keiko Fujimori?

3) Sobre la marcha del 5 de abril
Los que marchan contra el autogolpe del 5 de abril hecho por el presidente Fujimori:
1) ¿no deberían organizar una marcha anual contra el terrorismo? ¿O es que vemos el terrorismo como algo alejado, como algo de la sierra y de la selva y que recién captó nuestra atención cuando hicieron atentados en Lima?
2) En la marcha se pedía que Keiko se retire de la campaña. ¿Por qué no se hace una marcha pidiendo lo mismo a Alan García debido a su funesto primer gobierno?
3) Es necesario condenar la política de esterilizaciones forzadas. Pero ¿no es contradictorio que algunos condenen las esterilizaciones forzadas y que a la vez promuevan la despenalización del aborto? Así como se reclama por las vidas de las mujeres que murieron víctimas de las esterilizaciones, ¿no debería reclamarse por las vidas de los no nacidos productos de una violación?
4) Se dice que no hay que votar por Verónika Mendoza ni por Gregorio Santos porque desean cambiar la constitución. Pero ¿cómo podemos estar regidos por una constitución que nació en un régimen supuestamente dictatorial? ¿Los gobiernos ya ‘democráticos’ de Paniagua, Toledo, García y Humala no debieron haber cambiado la constitución de Fujimori?
5) Algunos analistas políticos afirman que el gobierno de Fujimori fue una dictadura. Pero para los economistas, con dicho gobierno el Perú se reinsertó en la economía mundial. Creo que nos falta aún una distancia histórica para interpretar serena y objetivamente lo que ocurrió el 5 de abril –teniendo presente el contexto de terrorismo y la hiperinflación, entre otros elementos.
6) El diario El Comercio y su hijo El Trome publicaron el 6 de abril como titular acerca de los miles que participaron de la marcha contra Keiko. ¿Por qué no sacaron un titular sobre el casi millón de personas que participaron de la marcha por la vida? Es más, ¿no habría sido mejor que en vez de los 40000 que fueron a la marcha contra el 5 de abril, colocaran como titular la multitud de 48000 personas que fueron al concierto de Coldplay? J

4) Sobre el Jurado Nacional de Elecciones y los candidatos
1) Si Acuña fue retirado por regalos, también deberían haber sido retirados Keiko y Kuczynski.
2) El 18 de febrero, el candidato presidencial Renzo Reggiardo anunciaba su retiro porque consideraba que el proceso electoral estaba contaminado, y animó a los demás candidatos a que se retiren, pero el 6 de abril apoya a Kuczynski. ¿Entonces antes el proceso estaba contaminado y ahora ya no?

5) Sobre el papel de los medios de comunicación
1) Siempre nos hablan de objetividad e imparcialidad, pero cómo varios periodistas se burlan de Verónika Mendoza. Por ejemplo, en la atacante entrevista que le hicieron en el canal Latina el domingo 7 de febrero, Aldo Mariátegui intenta burlarse de ella hablándole en francés pero Verónika hábilmente le responde en quechua (links aquí y memes aquí). Posteriormente, en el canal América, el periodista Raúl Gastelumendi, entrevistando a Verónika, se burla del vestido de ella minutos después de concluido el debate presidencial del 3 de abril.
2) En cambio, el trato a Alan es otro. Así, en la entrevista que le hacen en Radio Programas del Perú el 18 de enero, mientras Raúl Vargas y Patricia del Río le hacían preguntas suaves, Fernando Carvallo lo cuestiona por admitir a Millett Figueroa a que sea candidata a congreso (ella tiene 23 años y la edad mínima debe ser 25).. pero la pregunta da a entender que Alan tiene otras intenciones con ella.. tras un silencio sepulcral ¡Alan le pide a Raúl que haga otra pregunta! ¡El entrevistado dirige la entrevista!. Otro ejemplo: en el canal Latina, le hicieron el 21 de febrero una entrevista mansa y grabada -distinta a las que hacían a otros candidatos-, y el entrevistado ¡seleccionó a sus entrevistadores! (Álvarez Rodrich intentó justificar la entrevista grabada)

*******


Respetemos la decisión de los demás. A veces se predica intensamente la tolerancia pero se es intolerante con quienes piensan distinto a nosotros.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario