miércoles, 13 de abril de 2011

Por qué la física termina el debate sobre el libre albedrío

Entrevista a Michio Kaku, profesor de física teórica en el City College of New York,  traducido de Why Physics Ends the Free Will Debate.
Einstein creía que el libre albedrío es sólo una ilusión, y que el conocimiento de esta carencia le impidió tomarse a sí mismo y a los demás demasiado en serio. Pero Einstein estaba completamente equivocado, dice el Dr. Kaku
.


El Determinismo newtoniano dice que el universo es un reloj, un reloj gigantesco al que se le dio cuerda al principio de tiempo y ha estado haciendo tictac desde entonces según las leyes de movimiento de Newton. Así que lo que vas a comer en 10 años de aquí en adelante, ha sido fijado ya el 1 de enero. Ya es conocido usando las leyes de movimiento de Newton. Einstein creyó en esto. Einstein era un determinista.
¿Significa eso que un asesino, este horrible asesino en masa no es realmente culpable de sus obras, porque ya estaba preordenado miles de millones de años atrás? Einstein dijo bien, sí, en cierto sentido es verdad que incluso los asesinos en masa estaban predeterminados, pero dijo que aún así,  deben ser colocados en la cárcel.
Heisenberg entonces viene y propone el Principio de Incertidumbre de Heisenberg y dice: “Tonterías. Hay incertidumbre. Tú no sabes dónde está el electrón. Podría estar aquí, aquí o en muchos sitios simultáneamente.” Este por supuesto Einstein odió porque él dijo que Dios no juega a los dados con el universo. Bueno, acostumbrarse. Einstein se equivocó. Dios juega realmente a los dados. Cada vez que miramos un electrón que se mueve. Hay incertidumbre en cuanto a la posición del electrón.


Entonces, ¿qué significa esto para el libre albedrío? Esto significa que de alguna manera tenemos una especie de libre albedrío. Nadie puede determinar tus eventos futuros desde tu historia pasada. Siempre hay el comodín. Siempre existe la posibilidad de incertidumbre en lo que hacemos.
Así que cuando me miro en un espejo me digo a mí mismo que lo que estoy mirando en realidad no soy yo. Se parece a mí, pero en realidad no soy yo del todo. No soy yo, hoy, ahora. Soy yo hace una mil millonésima de segundo porque toma una mil millonésima de segundo para que la luz vaya desde mí al espejo y vuelva.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario